Machinedrum, cómo abandonar tu música antes de tiempo.

Para Travis Stweart la creatividad llega en momentos inesperados, por eso es que permanece el mayor tiempo del día en casa trabajando. “Estoy alrededor de mi equipo, siempre aprendiendo acerca de nuevas músicas, escuchando música y sampleando cosas. Intentando estar en ese modo creativo, para que cuando llegue una idea o inspiración pueda abrazarme de esta”, dice el productor responsable de uno de los discos más laureados del 2011, el Room(s) de su proyecto Machinedrum.

Editado en la influyente Planet Mu, Resident Advisor describe a Room(s) como “una amalgama de todas las tendencias e ideas flotando en la esfera de la música electrónica en este momento, a la vez no se parece a nada y su ejecución es casi perfecta”. Y en eso radica la esencia del genio de Machinedrum, que logra matizar elementos de Dubstep, IDM, Bass y House en una secuencia frenética que lo pone por encima de otras vacas sagradas del momento como Zomby o Africa Hi-Tech.

Siendo un disco que fue inspirado mientras viajaba de gira por tren, Travis Stewart se permitió dejarse llevar por el flujo de la velocidad y terminar las cosas rápidamente sin detenerse demasiado en las cosas. “Tuve el descubrimiento de que podía terminar un track en un viaje de tres horas en tren. El hecho de que pude hacer eso me permitió no laborar demasiado en detalles”, comenta Travis Stewart sobre su reciente disco.

Y esto es tal vez una de las cualidades más sorprendentes y prácticas que pocos productores tienen hoy en día, la capacidad de trabajar rápidamente con calidad. “Creo que esto es algo muy importante para los artistas”, explica Travis Stewart a Resident Advisor, “el como sentirte BIEN al abandonar tu obra. Esencialmente el arte nunca termina. Puedes jugar con ello el resto de tu vida y nunca lo finalizarás, así que ¿porqué mejor no abandonar un track antes de lo normal?”

Texto por – Ejival

GYBE de Machinedrum: