Sepalcure, bajo los influjos del Lovestep

Si hay un disco que causa expectativa es el álbum debut de Sepalcure, programado a lanzarse antes de que termine el 2011 en Hotflush Recordings. El dúo de Brooklyn, integrado por Travis Stewart (Machinedrum) y Praveen Sharma (Braille), ya es considerado como una especie de superproyecto a causa de las credenciales de ambos músicos. Un perfecto tándem que combina house, dubstep, voces fantasmales a lo Burial y electrónica inteligente; una mezcla de sonidos a los que un amigo de Sepalcure bautizó como “Lovestep”.

“No tomamos completamente en serio el término de Lovestep”, dijo Praveen a Inverted Audio, “más que nada fue una reacción contra al agresivo estilo de dubstep que habíamos estado escuchando por mucho tiempo”. Y a lo que Praveen alude es a esa manera dulce y envolvente que ha caracterizado el par de EP’s que Sepalcure lanzó durante el pasado año, alineados a una estética cálida de profundidad e intensas vibraciones tomadas de un deep house noventero.

El escriba Michelangelo Matos describe el sonido de Sepalcure como “cyber-soul, melancolía flotante, pachequísimo pero lleno de emociones”. Y en este sentido, ese grado de sensualidad que maneja Sepalcure es una seducción auditiva en la que hay que dejarse querer con totalidad, no por nada Travis y Stewart citan como principal fuente de inspiración términos como “el amor” y ” el saneamiento”. Aún así no dudan en distanciarse rápidamente de esta suave estética cuando les preguntan sobre lo que integrará su disco debut, “tenemos temas más oscuros, si tenemos también los tracks amorosos, pero también otros que son más diversos”.