Todas las entradas de webmaster

MAX COOPER

MAXCOOPER

El inglés Max Cooper ha estado activo desde finales de los 90, primero como dj para luego, más de un lustro más tarde, convertirse en productor y comenzar a publicar sencillos en sellos europeos de prestigio, como Traum Schallplatten (de Colonia, y casa de Dominik Eulberg o Extrawelt), o Herzblut (fundado por Stephan Bodzin), y remixes lo mismo a Hot Chip, Au Revoir Simone y Agoria que a Michael Nyman y D. Eulberg). Su formación científica ha asomado en distintos momentos de su relación con la música: en el acompañamiento visual de mucho de su trabajo, que ha sido fundamental desde su trilogía Serie (Harmonisch, Stochastisch, Chaotisch); en su colaboración con compañías que desarrollan software para producción musical, y más recientemente, en la creación de 4DSOUND, un sistema atípico de audio para llevar la experiencia de club al nivel de una inmersión en otra realidad y que puede ser descrito como desplazarse (caminar, bailar…) adentro de un track. De Human, el disco que trae bajo el brazo —estrenado en marzo de este año— a nuestra edición 2014, se ha escrito que se cuenta entre la música más ambiciosa y aventurada hecha en los últimos años. “Max Cooper quiere que bailes y llores simultáneamente, y probablemente tenga éxito haciéndolo”, escribió la revista Dummy en alusión a esa combinación de emotiva introspección y momentos de catarsis capaces de experimentarse en su live act.

Fields, el sello de Max Cooper
Una playlist con las influencias presentes en Human

MÉTRIKA

Diego Cevallos es Métrika, uno de los productores que ya representan a la música electrónica producida en México. Sus producciones han cautivado, por ejemplo, al inglés Damian Lazarus, artífice de Crosstown Rebels; a Mikael Stavöstrand, de Sunset Diskos, o a Markus Lang (Plastique), de Eintakt, gracias a temas que combinan un gusto por la melodía con su pasión por las percusiones (hoy ha vuelto al rock, como baterista en Rey Pila), los bajos subsónicos y el detalle en los sampleos, cuatro características por las que ya es conocida su aproximación al house. Antes de Métrika, Diego se convirtió en referencia de la electrónica mexicana con el dúo Digi + Gabo (al lado de Gabriel Reyna), que sin duda marcó pautas y contribuyó a diversificar una escena que todavía se mostraba incipiente, la de la música orientada a la pista de baile. La presencia de Métrika para nuestra próxima edición asegura bajos robustos y un set apto para la ensoñación sudorosa, justo como los que pueden atestiguarse en alguna de sus sesiones dispersas en internet.

ONEOHTRIX POINT NEVER + NATE BOYCE

ONEOHTRIXPOINTNEVER

A Daniel Lopatin se le cita como una de las figuras clave en el desarrollo del vapourwave, ese género en el que muchos han querido ver una especie de punk de las generaciones post-internet que apunta su crítica al consumo, los ochenta y la música new age, sobre todo por un álbum del 2010 que publicara bajo el alias de Chuck Person. En sus múltiples proyectos individuales y en colaboración (KGB MAN, Ford & Lopatin, Total System Point Never, Dania Shapes, Infinity Window…) ha explorado las posibilidades del sonido para construir paisajes –con montones de equipo análogo– que parecieran salidos de una pesadilla tecnológica. Y con Oneohtrix Point Never, ha llevado la experiencia aural de quienes habíamos seguimos su trabajo a nuevos territorios, donde la reflexión sobre el lado turbio de las nuevas tecnologías tiene ya una banda sonora ideal, capaz de subrayar la familiar extrañeza de esa otra realidad a la que accedemos con una computadora. Hace tres años, OPN inició colaboración con el artista visual Nate Boyce, quien añade su exploración surrealista de las formas escultóricas en entornos digitales para construir un performance de resonancias poéticas y cualidades inmersivas que estamos seguros dejará huella a su paso por nuestra próxima edición.

Entrevista para RBMA
OPN en YouTube

PANTHA DU PRINCE & THE BELL LABORATORY

PANTHADUPRINCE

Cualquiera que haya seguido los últimos trabajos del alemán PANTHA DU PRINCE (Hendrik Weber), sabe que cultiva una atracción por el sonido de las campanas. Las atmósferas del Black Noise resultaban menos opresivas y ligeramente menos melancólicas gracias a las campanas que de pronto cintilaban en medio de piezas que combinaban con equilibrio la profundidad y el detalle del ambient con la invitación al movimiento y la emoción del techno mejor construido. Pero desde This Bliss, del 2007 (tres años antes) ya salpicaban esas exploraciones rítmicas que se mueven en la penumbra. Y en 2010 daría a conocer al mundo que su interés por las campanas iba más allá de un gusto pasajero o un simple sonido de ornato en sus composiciones: lo hizo saber con un álbum escrito en colaboración con los noruegos de THE BELL LABORATORY, un ensamble que ya se había vuelto famoso en las salas de conciertos europeas por llevar consigo en sus presentaciones  un carillón conformado por 50 campanas de bronce que pesa alrededor de tres toneladas, precisamente el que le obsesionó a Weber al grado de que pidió que le llevaran uno de Dinamarca a Alemania para ponerse a trabajar en los temas que conformarían Elements of light. Uno fiel al sonido característico de Pantha Du Prince, pero que –se dice— podría ubicarse en la misma genealogía de compositores minimalistas como Steve Reich, Terry Riley o La Monte Young. Para nuestra edición 2014, Pantha Du Prince viene en compañía de The Bell Laboratory para un concierto que seguramente conmoverá audiencias y resonará más allá de los territorios del festival.

Pantha Du Prince & The Bell Laboratory en imágenes
Pantha Du Prince website

SIETE CATORCE

SIETECATORCEEl 2013 vio consagrarse a Marco Polo Gutiérrez gracias a la diseminación de la fama de uno de sus diversos proyectos, Siete Catorce. Pocos fueron los que no cayeron bajo el influjo bailable de ese sonido pulido en la noche del norte mexicano y con filiación en el dubstep, el techno y el tribal (recientemente reafirmada con su colaboración con Erick Rincón), pero que hoy ha evolucionado a una voz personalísima, capaz de obligar a rendirse a cualquier pista de baile (después de todo, constantemente está puliendo sus habilidades: soltando nuevos tracks, haciendo nuevos experimentos, teniendo cada vez más colaboraciones…). Y si se le ocurre transmutar en una misma noche en Den5hion, su alias más experimental, es capaz de llevar a esas hordas de bailarines hipnotizados por rincones de la mente que desconocían. Así es: el productor de Mexicali ha sido de lo que mejor y más emocionante que le ha pasado a la electrónica nacional orientada a las pistas en el último lustro, capaz de capturar en cada uno de sus tracks –como sucede en su segundo EP publicado por N.A.A.F.I.— el espíritu de la época: oscuro y desolador, pero abierto a todas las posibilidades.

Siete Catorce + Trillones