ROMAN FLÜGEL

ROMANFLUGEL

A ROMAN FLÜGEL suele citársele entre los nombres fundamentales de la escena electrónica alemana, y no es para menos: además de editar sencillos que han ido del electro y el techno al house, el ambient y el IDM, bajo sus diversos alias solistas (Acid Test, Roman IV, Soylent Green…) o en colaboración (Acid Jesus, Sensorama, Alter Ego, Pure Tribal, Defiance…), contribuyó en la creación del sello Ongaku/Klang Elektronik/Playhouse junto a su cómplice de múltiples aventuras, Jörn Elling Wuttke. Mediante sus múltiples alias se ha expresado durante casi dos décadas su personalidad camaleónica, incluyendo remixes lo mismo a Primal Scream que a The Human League. Y aunque recientemente Running Back, el sello de Gerd Janson, ha reeditado algunas de las producciones que publicara bajo viejos alias como Eight Miles High o Roman IV, Flügel se encuentra concentrado en esa vertiente que firma con su nombre, que conecta con las raíces del house y el techno para llevarlas a nuevos territorios y a la que ha dado salida reciente a través de Dial, el sello de Hamburgo. Su música –y sus dj sets, porque también ha cultivado una sólida reputación en las tornamesas— se caracteriza por ser siempre intrincada y rica en sutilezas. Sobre Happiness Is Happening, su producción más reciente, Gerd Janson ha dicho que se trata de uno de esos discos de música electrónica bailable que establecen que un álbum puede ser mas que una vaga colección de sencillos o un mero ejercicio de estilo. “Puede ser, después de todo, una obra de arte, y comparable con el disco de cualquier cantante o compositor exitoso, pero sin palabras”, escribió Janson. Se trate de un dj set o de un live con sonidos de su autoría, Flügel asegura eclecticismo y coherencia en una pista de baile que se rinde feliz ante él.