MUTEK.MX 2017 WRAP-UP

MUTEK.MX 2017 WRAP-UP


Foto: Óscar Villanueva


Foto: Feli Gutiérres

La Edición 14 de MUTEK.MX fue un ejercicio de innovación y resiliencia, en donde el trabajo en equipo, el apoyo incondicional de un público entusiasta y presentaciones fulminantes por parte de artistas nacionales y internacionales brindaron una de las experiencias más memorables en la historia del festival.

Después del impactante sismo del 19 de septiembre, la organización MUTEK.MX redobló esfuerzos para lograr la continuidad del festival durante este año y al mismo tiempo enfocó parte de su energía para apoyar, mediante la misma dinámica de nuestra organización, a las víctimas de la catástrofe natural. Esta situación fortaleció la organización interna y, gracias al apoyo de varios artistas originalmente anunciados para participar, se logró una sincronía de ánimos reflejada durante los cinco días en las distintas sedes.


Foto: Óscar Villanueva


Foto: Feli Gutiérres

Desde las presentaciones de los programas A/Visions, en donde Alva Noto regresó a la ciudad para sorprendernos con uno de los performances más intensos, pasando por las meditaciones progresivas de Steve Hauschildt y las conflagraciones visuales de Max Cooper con Maotik, MUTEK.MX entregó experiencias precisas y hermosamente profundas a una audiencia que se dejó transformar por el lenguaje audiovisual de la creatividad digital.

Tal vez uno de los hitos musicales más importantes en nuestra historia fue la presentación de un set especial para el programa Ambience en el Auditorio Blackberry por parte de los legendarios veteranos de la electrónica dub y post-rave The Orb: durante dos horas cautivaron a un público de diferentes épocas con una extensa sesión de estéticas chill-out. The Orb demostró que más allá del espectáculo y técnicas precisas, existe un elemento cálido y humano detrás de cada idea sonora y concepto musical que también puede deslumbrar de manera insospechada.


Foto: Mónica Garrido


Foto: Óscar Villanueva

La nueva locación para el programa Nocturno fue uno de los mejores protagonistas de esta edición, en donde la renovada fábrica en Tlapenantla de Baz sirvió como una de las sedes más espectaculares en tiempos recientes. Fábrica sirvió como el contexto perfecto para ilustrar nuestra constante de atraer a lo más emocionante de la música electrónica nacional e internacional. Presentaciones por parte de Chloé, Kelly Lee Owens, Emptyset, No Light & /*pac, Mondragón, Elektro Guzzi, Leafar Legov y Nina Kraviz lograron una dinámica vertical de baile e impulso que permaneció durante la noche del viernes.

La segunda sesión del Nocturno elevó las sensaciones a nuevos niveles con la presentación estelar de Squarepusher, quien en su primera visita a nuestro país logró una impresión permanente en todos los niveles. De esa misma forma la precisión de artificiel, la grandilocuencia de Telefon Tel Aviv, así como las densas atmósferas de LCC y Egroj, permitieron que diferentes capas de entendimiento musical permearan durante ese segundo día en Fábrica. De esa misma manera los manerismos de Camila Fuchs, el baile secreto de Upgrayedd Smurphy, la finura de Thomas Fehlmann y el ritmo abrazador de Kettenkarussell dieron cabida al cierre de esta sesión nocturna con el techno-house amplio de Dark Sky.


Foto: Feli Gutiérres


Foto: Feli Gutiérres

El cierre del festival fue una gran celebración comunal en las inmedaciones del Museo Tamayo, la gran conclusión con presentaciones de una residencia previa que culminó en el Ensamble Translaciones, y las sesiones festivas de Chancha Vía Circuito, Klik & Frik, Equiknoxx y Magnanime. Cada aspecto de esta edición fue celebrado con baile y energía, el momento perfecto para recordar una semana llena de actividades memorables que abren camino hacia la Edición 15 el siguiente año, que será un resumen de una gran labor que ha construído un entendimiento claro sobre el papel de la música, la tecnología, creatividad y la transformación de nuestra gran ciudad.